WhatsApp Image 2021 03 12 at 11.25.15 AM

La política de seguridad del Distrito debe estar fundada en información certera y precisa. La lectura incorrecta de la situación de seguridad en la ciudad puede repercutir en una toma errada de decisiones que, en vez de ayudar a resolver la problemática, la fortalezca. 

Los hechos de violencia e inseguridad que han ocurrido en la ciudad recientemente ha puesto el tema en el debate público. Estos deben ser analizados y estudiados a profundidad. Es necesario entender la magnitud del fenómeno de la inseguridad en la ciudad para dar las respuestas oportunas y eficaces.
 
Las declaraciones por parte del Gobierno Distrital sobre el impacto de los delitos cometidos por venezolanos en la inseguridad de la ciudad, no solo son desmedidas, sino que distraen la mirada de la complejidad de la problemática. De acuerdo a cifras de la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia del Distrito de los delitos cometidos en la ciudad, el 2% de ellos son cometidos por personas extranjeras.
 
No se trata de ignorar la situación sino de verla en su real magnitud. No podemos desenfocar la mirada de las causas principales de la inseguridad. Desde el año pasado hicimos diferentes llamados a implementar planes y programas para prevenir el impacto del COVID-19 en la inseguridad. Desde el inicio de la pandemia pedimos a la Administración Distrital para tomar medidas que evitaran el impacto de las medidas de bioseguridad en el aumento de la desigualdad, la pobreza y el desempleo.
 
En esta idea hicimos múltiples solicitudes al Gobierno Nacional para la implementación de una Renta Básica en el país, no como una medida coyuntural sino como el reconocimiento de un derecho de los colombianos. Por eso he solicitado que se agende un debate de mi autoría sobre Renta Básica en el Cabildo Distrital, que además entregue herramientas para fortalecer la política social, de educación, de empleo y para plantear estrategias para disminuir la desigualdad y la pobreza.
 
De igual forma, en agosto del año 2020 solicitamos a la Secretaría de Seguridad que desarrollara acciones para prevenir el aumento de la inseguridad como consecuencia de la reactivación de las acciones de las bandas y estructuras crimen organizado, interrumpidas como consecuencia del confinamiento, y contra la impunidad y las deficiencias en la administración de justicia.
 
Resolver la inseguridad de la ciudad pasa por el reconocimiento de la problemática en toda su complejidad. La inseguridad en Bogotá es multicausal. Hay distintos factores que se entremezclan, por lo que no hay una fórmula mágica para resolverla. Toda solución pasa por la identificación precisa de la problemática que permita el trabajo articulado de las distintas autoridades.