crosswalk 2404427 1280

El Concejal por el Polo Democrático Alternativo Celio Nieves Herrra radicó en el cabildo distrital un proyecto de acuerdo que pretende trazar los lineamientos generales para la construcción de una Política Pública de Movilidad segura que permita garantizar la protección de la vida de los peatones, y que tendrá como eslogan: “En Bogotá, Primero el Peatón”.

Si bien la ciudad cuenta con diversas normas tanto del orden nacional como distrital sobre seguridad vial, para el Concejal Celio Nieves se carece de una política integral que ofrezca atención en los diferentes aspectos que tienen que ver con la movilidad “de a pie”.
 
Esta política pública debe estar encaminada a reconocer que la vida es sagrada, y que los peatones son vulnerables frente a los demás actores en las vías y en el espacio público; que permita modificar los patrones de comportamiento de los distintos actores viales; que coadyuve en la construcción de una ciudad caminable, accesible a todas las personas, especialmente a aquellas con movilidad reducida; que contribuya a la reducción de los índices de accidentalidad y mortalidad de los peatones en las vías y en el espacio público; que contribuya a la reducción de la contaminación ambiental generada por el uso excesivo de vehículos automotores, y que genere entre los ciudadanos el buen hábito de caminar como una acción saludable para una mejorar los niveles de calidad de vida.
 
“Según la Encuesta de Movilidad 2019, en Bogotá, en un día típico, se realizan 15.831.826 viajes de los cuales el 36% se hacen a pie, el 14% se hacen en Transmilenio y el 13% en auto. De acuerdo con esto, 5.659.063 viajes en la ciudad se realizan a pie, de los cuales el 61% son realizados por mujeres y el 39% por hombres. El 95% lo realizan personas de los estratos 1, 2 y 3. Las localidades que reportan más viajes en un día típico son: Suba con 2.471.179 y Kennedy con 2.163.951. Sin embargo, se debe aclarar que son también las localidades que presentan mayor concentración de hogares con 15,4% y 13,4%, respectivamente”, explicó el cabildante.
 
En cuanto a seguridad vial, es pertinente señalar que según la Organización Mundial de la Salud – OMS-, en América Latina el 22% de todas las muertes generadas por accidentes de tránsito corresponden a peatones. Esta situación se podría minimizar si tanto el peatón como el conductor respetaran las normas de seguridad vial. Es de anotar que un buen número de accidentes de peatones son generados por la inseguridad en las calles, por la invasión del espacio público y por una pobre y deteriorada infraestructura peatonal, principalmente en los barrios más pobres de la ciudad.
 
El cabildante del Polo informó que, “según reportes de la Secretaría Distrital de Movilidad, en Bogotá se registra un total de 30 mil accidentes de tránsito promedio por año por causa de irrespeto a las normas de tránsito. En el Plan de Desarrollo, “Un Nuevo Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del Siglo XXI”, dentro del Programa: “Movilidad segura, sostenible y accesible”, se estableció que el número de personas fallecidas en 2019 por siniestros viales de la ciudad fue: 236 Peatones; 71 ciclistas, 169 motociclistas (conductor y acompañante), 10 conductores y 19 pasajeros, para un total 505 víctimas, que incluye 183 jóvenes (Fuente SIGAT - SDM 2019). Por esta razón se fijó como metas sectoriales para este cuatrienio: reducir en 20% el número de víctimas fatales por siniestros viales para cada uno de los actores de la vía y el número de jóvenes (entre 14 y 28 años) fallecidos por siniestros viales. Esto significa que la meta es bajar las cifras a: 189 Peatones, 57 ciclistas, 135 motociclistas (conductor y acompañante), 8 conductores, y 15 pasajeros, para un total 404, que incluye 146 jóvenes. Aunque lo ideal es evitar totalmente la accidentalidad vial en la ciudad; algo muy difícil, pero que debe ser el horizonte”.
 
En materia de andenes, de acuerdo con información del IDU, en Bogotá hay cerca de 36 millones de metros cuadrados (m2), lo que equivale a 3,48% metros cuadrados por habitante (m2/hab). Las localidades con más espacio para caminar son Teusaquillo con 8 m2/hab, Los Mártires 7,54 m2/hab y Chapinero que tiene 7,58 m2/hab.m En cuanto al Espacio Público Efectivo, Bogotá cuenta con un promedio de 4,41 m²/hab, muy por debajo del estándar de 15m²/hab, establecido en el Decreto 1077 de 2015.
 
Así las cosas, Bogotá está lejos de satisfacer los índices ideales en materia de espacio público, andenes, calidad del aire, arborización, zonas verdes, etc., indicó el Concejal Nieves Herrera. Esto dificulta que la ciudad ofrezca condiciones adecuadas para ser caminable, por lo que “es necesario e imprescindible seguir trabajando para el mejoramiento de tales condiciones, algo que proponemos también como parte de los objetivos del proyecto de acuerdo que hemos radicado en el cabido distrital”.
 
“Desde la bancada del Polo Democrático Alternativo, en diferentes oportunidades, hemos planteado distintas acciones de mejoramiento de la estructura funcional de la ciudad, incluyendo el mejoramiento de la malla vial intermedia y local; la construcción, mejoramiento y ampliación de los andenes, la construcción de Redes Ambientales Peatonales Seguras – RAPS; la ampliación de la cobertura arbórea de la ciudad; el uso de fuentes no convencionales de energía; la construcción de escaleras eléctricas en barrios de ladera, y el mejoramiento de las condiciones de accesibilidad para la personas con movilidad reducida en las infraestructuras y áreas libres de las entidades públicas del Distrito Capital”. Añadió.
“Otro aspecto que hemos venido trabajando en la educación de los peatones, es el relacionado con el uso adecuado de los pasos peatonales a nivel, debidamente demarcados y señalizados para el tránsito seguro de las personas: las comúnmente denominadas “cebras”. Estas deben contribuir al tránsito peatonal seguro de las personas en general. Debemos generar un proceso educativo que lleve al ciudadano a dimensionar su corresponsabilidad en materia de seguridad vial para que, a partir del reconocimiento de su papel, se puede generar el cambio cultural que convierta el peatón en la prioridad, que se refleje en la reducción de accidentes en las vías capitalinas. En lo relacionado con la salud de las personas, el acto de caminar de manera habitual ofrece grandes beneficios para la salud fiscal y mental de los seres humanos”, señaló el Cabildante
 
Así las cosas, la Política Pública de movilidad: “EN BOGOTÁ, PRIMERO EL PEATÓN”, se estructurará en tres Ejes principales que son:
  • Cultura Integral para la movilidad. Hace referencia a todas las acciones dirigidas hacia la formación del ser humano como actor principal de la movilidad urbana, bajo los valores del respeto, la tolerancia y la solidaridad, promoviendo entre los conductores una actitud de no violencia, respeto al peatón, respeto a las normas y señales de tránsito, y mayor prudencia por parte de todos los actores de la movilidad. El fin último de la educación vial es el logro de una óptima seguridad vial.
  • Ciudad caminable y accesible. La planificación urbanística, el diseño urbano, la regulación del espacio público y la señalización vial y peatonal, deben garantizar la construcción de una ciudad caminable, privilegiando al peatón por encima de los vehículos. Especialmente, se garantizará la accesibilidad a personas con movilidad reducida, personas con discapacidad, personas mayores, mujeres embarazadas y niños.
  • Movilidad segura, sostenible y saludable. Los peatones tienen derecho a un entorno seguro, en armonía con la naturaleza y con espacios abiertos libres de contaminación que garanticen su bienestar físico y psicológico. La política Pública de movilidad: “EN BOGOTÁ, PRIMERO EL PEATÓN”, debe propender por la generación de espacios y andenes iluminados, ampliación del programa de Redes Ambientales Peatonales Seguras.
“Como parte de esta nueva política de movilidad en favor de las personas que viajan a pie por la ciudad, vamos a promover la creación de ORGANIZACIONES COMUNITARIAS DE PEATONES para fomentar la participación ciudadana en la generación de programas y campañas en beneficio de los mismos. Proponemos que se declare el 17 de agosto de cada año como el día distrital de los peatones, en concordancia con el día Internacional del peatón. Seguiremos trabajando para CONSTRUIR UNA MEJOR CIUDAD PARA EL PEATÓN, concluyó el concejal.