WhatsApp Image 2020 10 07 at 2.24.17 PM

Los cultivadores de papa en regiones como Boyacá, Cundinamarca y Santander han señalado que el bajo precio del producto en el mercado, sumado a la subida en los costos para su siembra y recolección, los tiene en emergencia. Mientras tanto, el Gobierno Nacional no anuncia ninguna medida para enfrentar la situación.

Los productores de papa en el país han denunciado la preocupante situación a la que se están enfrentando como consecuencia del bajo precio del producto en los mercados del país. En regiones como Boyacá y Santander, los agricultores han hecho llamados para que el Gobierno Nacional brinde soluciones urgentes que permita minimizar el impacto de la situación en las familias campesinas del país.
 
Los cultivadores han señalado que los precios de los insumos necesarios para la siembra de la papa y los costos para su recolección y comercialización hacen que la producción de un bulto de papa cueste alrededor de 35 mil a 40 mil pesos, pero en la actualidad el bulto se está pagando entre de los 10 mil y los 25 mil pesos. Estosignifica una pérdida del 50% al 70% para los cultivadores en Colombia.
 
El Gobierno Nacional, que se ha mostrado tan dispuesto a prestar ayuda a compañías de capital extranjero, no ha anunciado ninguna medida para auxiliar a los miles de campesinos afectados por la situación. Por el contrario, se ha lavado las manos al señalar que el problema del precio radica en la disminución de la demanda por efectos del cierre de restaurantes y hoteles en las ciudades del país como consecuencia de la pandemia del COVID-19. 
 
Pero los campesinos del país denuncian que, si bien hay una disminución de la demanda por el producto, hay factores estructurales en la política agrícola asociados con este problema. El primero es que hay una sobreproducción de papa porque no hay posibilidad de cultivos alternativos en el país, situación que ha sido generada por los altos niveles de importación de productos, como por ejemplo la cebada o el trigo, y consecuencia directa de los Tratados de Libre Comercio. En segundo lugar, a pesar de la capacidad productora del país, hay una importación de esta papa pre frita congelada para la industria lo que disminuye aún más la demanda. Y, en tercer lugar, es la cantidad de mediadores entre el productor y el consumidor final que aumentan los costos y que son asumidos únicamente por el cultivador. 
 
El Gobierno Nacional debe replantear la política agrícola del país para evitar este tipo de crisis en el futuro. Así mismo, debe tener tomar medidas inmediatas para enfrentar la contingencia actual, entre las cuales están:
  • Generar estrategias para aumentar el consumo de papa en los hogares colombianos.
  • Establecer espacios que permitan disminuir la intermediación en la compra del producto.
  • Subsidiar un porcentaje del precio de la cosecha.
  • Crear mecanismos que eviten la importación del producto.