222

No se debe repetir la historia del Gobierno anterior. Los recursos invertidos en las Plazas de Mercado deben generar un verdadero impacto en abastecimiento, oportunidades de ingresos para las familias que viven de esta actividad económica y competitividad; dando la verdadera importancia que tienen estos escenarios dentro de la cadena de producción, comercialización y consumo.

Bogotá cuenta con 19 Plazas de Mercado Distritales. Estas, a pesar de existir una política pública, presentan distintas condiciones adversas en materia de infraestructura, ocupación de los puestos comerciales, cartera pendiente, y bajos niveles de competitividad y ventas. En total las Plazas tienen 3.866 puestos comerciales de los cuales 2.800 se encuentran ocupados, es decir el nivel de ocupación es del 72%.
 
Entre 2016 y 2019, se apropiaron y ejecutaron 46.642 millones de pesos al proyecto 1041 “Administración y fortalecimiento Plazas de Mercado”, que tenía como objetivo elevar la competitividad del sistema distrital de plazas de mercado para garantizar el cumplimiento de la función social ligada al abastecimiento y la seguridad alimentaria de la ciudad.
 
Este proyecto contaba con 6 componentes de inversión entre los cuales se distribuían los recursos asignados para el cumplimiento de las metas:
 
  • Administración de plazas de mercado (recurso humano)
  • Fortalecimiento económico y comercial
  • Gestión ambiental
  • Mejoramiento de la infraestructura de las plazas de mercado (mejoramiento, reparaciones, adecuaciones, e interventorías)
  • Operación de la red de abastecimiento y administración de plazas de mercado (servicios públicos, vigilancia, aseo, transporte, cafetería y seguros)
  • Plataforma tecnológica.
Según la Ficha de Estadística Básica de Inversión Distrital EBI-D, del total de recursos proyectados para el cuatrienio, el 40% financiaba la Operación de la red de abastecimiento y administración de las plazas, el 35% financiaba el componente de “Mejoramiento de Infraestructura”, el 17% para recurso humano y el 8% restante financia los demás componentes. En decir, los gastos de funcionamiento demandan la mayor cantidad de recursos asignados.
 
En lo corrido del Plan de Desarrollo 2016-2020 se priorizaron apenas 10 de las 19 plazas: el 48% de ellas quedó sin recursos y con tendencia a desaparecer.
 
Al identificar cuál fue el impacto tanto de los recursos asignados al proyecto 1041, como de las metas propuestas, se evidenció que estos NO contribuyeron a elevar los niveles de competitividad de las plazas distritales de mercado, principalmente: San Carlos, el Carmen, 12 de octubre, San Benito, Santander, los Luceros y Boyacá Real.
 
Debido a lo anterior, y sumado a la crisis que ha generado el COVID – 19, es la oportunidad para que los comerciantes de las Plazas de Mercado Distritales inicien una nueva versión de comercialización de sus productos, ajustándose a las necesidades de la dinámica que tendrá la ciudad. Esto teniendo en cuenta que, sin duda, habrá cambios en los hábitos de consumo, las formas de trabajo y las formas de producción.
 
Para esto, la Administración Distrital en cabeza de la Secretaría de Desarrollo Económico deberá:
 
  • Realizar un estudio de segmentación de mercado con el fin de determinar las potencialidades de cada una de las 19 Plazas, con el fin de fortalecer a los comerciantes, mejorar las condiciones laborales y realizar un proceso de posicionamiento comercial, turístico o gastronómico, según sea el caso.
  • Promover procesos de formación y capacitación a los comerciantes tradicionales y productores campesinos.
  • Eliminar la intermediación y los costos de la misma, en el marco de la Región Central RAPE desarrollando acciones que encadenen directamente los procesos productivos y de comercialización.
  • Fomentar alianzas con las agremiaciones de productores, con el objetivo de mejorar la oferta de productos de las plazas de mercado distritales.
  • Implementar un plan agresivo de capacitación a los comerciantes de las Plazas de Mercado sobre plataformas tecnológicas para comercializar los productos de la Red de abastecimiento a través del sistema de Domicilio
  • Desarrollar una estrategia agresiva y novedosa de promoción y divulgación necesaria ampliar el mercado que hoy tienen.
Teniendo en cuenta que en las plazas de mercado se evidencian ventas informales, se debe crear una estrategia integral para ofrecer oportunidades de formalización a los vendedores que ejercen dicha actividad económica en el entorno de las mismas.
 
Es necesario vincular los campesinos productores de Bogotá región a las plazas de mercado, estableciendo tarifas diferenciales en el costo del puesto comercial, frente a las de los comerciantes tradicionales.
 
Frente a la Cartera que presentan las Plazas, se debe desarrollar una estrategia de condonación de pago (total o parcial), de acuerdo a un análisis de cada caso, con el fin de definir los parámetros de dicha condonación.
 
Planteadas estas propuestas, no cabe duda, que el Sistema de Abastecimiento de la Red Distrital de Plazas de Mercado debe ir dar un paso adelante y cambiar el método de abastecimiento tradicional a corto y mediano plazo, rescatando las características de encuentro, economía popular y cultura. Esto solo será una realidad con una política pública generosa en materia de recursos.