Imprimir
Visitas: 283

CCELIO 2018 12 10 at 15.07.44

Bogotá, Diciembre 10 de 2018

El Concejal Celio Nieves Herrera del Polo Democrático Alternativo afirma que el gasto público social en la administración Peñalosa, no ha priorizado la financiación de los componentes que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Pues durante la actual Administración, en la Capital aumentó la pobreza en 2.0%, es decir, que en 2015 era de 10.4% y en 2017 pasó a 12.4. Por otro lado, para el mercado laboral, el panorama es desalentador porque la tasa de desempleo en 2017 se ubicó en 10.5% perspectiva que continúa en ascenso durante este año.

El sector más beneficiado con cuantiosos recursos para el año 2019, es sin duda Movilidad, puesto que del total aprobado para inversión participa con el 40% que corresponde a 8.6 billones, (esto incluye los recursos de Secretaría de Movilidad, Instituto de Desarrollo Urbano –IDU-, Unidad Administrativa Especial de Rehabilitación y Mantenimiento Vial y las Transferencias realizadas a Transmilenio para inversión a través de la Secretaría de Hacienda).

Por ende, se demuestra que la prioridad para Peñalosa, consiste en destinar mayores recursos a la infraestructura física de movilidad que se traduce en apalancar los grandes negocios de los privados con recursos públicos y dejar en segundo o tercer plano la inversión social. La Administración Distrital ha gestionado 20 billones de pesos para el Sector de Movilidad a través de: la venta del el 20% de las acciones de la Empresa de Energía de Bogotá, el cupo de endeudamiento y las vigencias futuras del Gobierno Nacional.

  

El Concejal, expresa que es inaudito que $800.000 millones recibidos por la venta de las acciones de la empresa de Energía de Bogotá sirvan para apalancar los proyectos de Asociación Público Privada –APP para la construcción de vías en las salidas de Bogotá. Estos deberían servir para financiar la educación pública avanzando en la reconstrucción de colegios que hoy se encuentran en pésimas condiciones de infraestructura, para lo cual propusimos un monto de 340.000 millones de pesos y para el mantenimiento de la malla vial local la cual se encuentra en pésimas condiciones afectando a los habitantes de los barrios más populares de la Capital de la República.

La política ambiental de la administración Peñalosa ha mostrado un claro énfasis en el detrimento de la Estructura Ecológica Principal, ha privilegiado la introducción de infraestructura dura (en concreto) sobre las pocas áreas verdes que aún se encuentran en la ciudad, logrando así alterar los valores de conservación, restauración y protección de nuestra fauna y flora. Lo que preocupa en este caso, es que a largo plazo las decisiones que impactan negativamente el ambiente tendrán repercusión directa e indirecta sobre la calidad de vida de los bogotanos.
Es así como para el sendero panorámico de los Cerros Orientales”, se asignan recursos por un monto de 223.438 millones de pesos, sin tener relación con las órdenes impartidas por la Sentencia del Consejo de Estado en cuanto al cumplimiento del Plan de Manejo Ambiental (PMA) de la Reserva y de la Franja de Adecuación. Este proyecto no contempla acciones enfocadas en el aumento de la resiliencia de los Cerros Orientales, al contrario, impacta negativamente los bienes y servicios ecosistémicos que proveen.
Sumado a esto, no incluye el desarrollo de los programas y proyectos del PMA de la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá D.C. “Thomas van der Hammen”, no se tuvo en cuenta que el distrito es una fuente de financiación de algunos de los proyectos que allí se formularon. Para lo cual sería pertinente trasladar los recursos que se pretenden asignar al Sendero Panorámico.
En cuanto al sector de Desarrollo Económico se deja de priorizar la política social que debe garantizar el Instituto para la Economía Social –IPES- para oportunidades laborales y generación de ingresos principalmente para las personas más vulnerables de la ciudad, disminuyendo los recursos para este fin.
Teniendo en cuenta que para el trimestre móvil agosto – octubre de 2018 se encuentran 447.000 personas desocupadas (dentro de la Población Económicamente Activa) el presupuesto para 2019 no contribuye a ofrecer oportunidades laborales para disminuir el número de personas desempleadas en la ciudad.
Para el caso de las oportunidades de generación de ingresos para vendedores informales, no se tiene en cuenta el creciente aumento de ventas informales en la ciudad ya que tiene una relación directa con el comportamiento de las tasas de desempleo en lo corrido de la administración Peñalosa. Esto es completamente atribuible a la ausencia de una política pública de formalización laboral de impacto para las familias bogotanas que buscan su sustento diario a través de esta actividad.
De acuerdo con el Observatorio de Mujeres y Equidad de Género de Bogotá, el lugar donde residen las mujeres es donde son violentadas con frecuencia, por lo cual se deben garantizar espacios para la atención integral de las ciudadanas que viven esta problemática. Sumado a esto, Bogotá continúa siendo una ciudad insegura para ellas a octubre de 2018, 3.039 mujeres han sido víctimas de violencia sexual, 12.404 de violencia intrafamiliar y 8.787 de violencia de pareja, por lo cual, los esfuerzos que se requieren en materia presupuestal no son evidenciados en el presupuesto presentado por el gobierno Peñalosa.
Para las personas mayores, el presupuesto para 2019 debió haber aumentado por lo menos 10.000 millones de pesos con el fin de impactar a más personas mayores que requieren atención en apoyos económicos, atención en centros día y centros noche.
En cuanto a la población con discapacidad a Bogotá, aún le quedan retos para la accesibilidad de esta población al derecho a la ciudad, es por esto que el presupuesto para 2019 debió tener mayores recursos que permitieran la continuación de los servicios integrales, el aumento de la cobertura y el goce efectivo a la ciudad.
Otra gran discusión que surge del presupuesto presentado por Peñalosa al cabildo distrital se da por los recursos presupuestados para financiar el Centro Cultural La Felicidad en el Retiro (calle 82 con carrera 10) el cual será cobrado a través de la valorización aprobada recientemente, tal como quedo en el proyecto de acuerdo que aún no ha sido sancionado por el Alcalde. Este centro tendrá un costo de 120.000 millones de pesos de los cuales el 34% será financiado con recursos públicos y el restante 66% será financiado por los bogotanos que viven en el área de influencia de esta infraestructura.
De los recursos que se habían proyectado para dicho centro por un monto de 80.000 millones de pesos y que serán gestionados a través del cobro de valorización, se solicitó que 65.000 millones de pesos financiaran parte del déficit de infraestructura de 116.517 m2 por estudiante que tiene la Universidad Distrital y contribuir al aumento de matrícula estudiantil. Esta solicitud fue negada por la Administración dándole contentillo a la ciudadanía con 23.800 millones de pesos para inversión de los cuales el 63% de dichos recursos que corresponde a 15.000 millones de pesos son inciertos puesto que provienen de lo que se pretende recaudar a través de la Estampilla pro – Universidad Distrital y para este caso no se sabe si se recaudará ese monto en 2019.
En conclusión se pierde la oportunidad de asignar aproximadamente 1 billón 300.000 millones de pesos para financiar la verdadera política social y ambiental de la ciudad para 2019.

 

Celio Nieves Herrera Mejor Concejal de Bogotá 2018 – I

Ingrese a la página web   http://www.celionievesherrera.org

Twitter icon.pngSíganos en Twitter: @CONCEJALCELIO 

facebooklogopngtransparentbackgroundSíganos en Facebook:Concejal Celio Nieves Herrera 

icono youtubehttps://www.youtube.com/channel/UC_l4CnLWxZv1vurB8bVVCWA

Mayor información:

Yanett Manzano Ojeda

Jefe de Comunicaciones y Prensa

+57 311 5427929